Los compuestos orgánicos persistentes (COP) son sustancias químicas que pueden producirse naturalmente en el medioambiente, pero que son ocasionadas eminentemente por la actividad humana. Son químicamente muy estables, lo que significa que tras su producción y liberación aún tienen la posibilidad de existir en el medio ambiente durante bastante tiempo y acumularse en el tejido graso de animales y humanos durante mucho tiempo.

Un equipo en todo el mundo de científicos de la Facultad de Granada analizó los efectos de la exposición a tres de estos compuestos durante el embarazo, los bifenilos policlorados (PCB), el congénere β PCB-153 y el insecticida DDT y su metabolito DDE. El peso del bebé al nacer. Los desenlaces se han publicado en la revista Environment International.

Con este fin, analizaron una enorme banco de información de 11 cohortes de nacimiento europeas, incluidas 9.377 parejas de madre y también hijo. Los investigadores midieron los niveles de exposición a estos contaminantes en la sangre y la leche de la madre y en la sangre del cordón umbilical del recién nacido.

Sangre de cordón

Los desenlaces detallan que los recién nacidos con escenarios mucho más altos de PCB-153 en la sangre del cordón umbilical tienen un mayor riesgo de bajo peso al nacer que los bebés con escenarios mucho más bajos. “Si la madre fumara a lo largo del embarazo, la asociación sería aún mayor”, explicaron los investigadores de la UGR. Mariana Fernández Cabrera“De la Clínica de Radiología y Medicina Física”. No obstante, no se halló conexión entre el DDE y el peso al nacer del niño.

El bajo peso al nacer está relacionado con problemas respiratorios en los pequeños y otras enfermedades que duran toda la vida. Por lo tanto, estos resultados muestran que “regular la utilización y exposición de los PCB y remover los restos que puedan contener es muy importante para eludir peligros potenciales para la salud humana y el medioambiente”, ha dicho. Autor.

Los investigadores de la UGR recordaron que gracias a su inmadurez en anatomía y fisiología, así como al mecanismo de desintoxicación a lo largo del avance de los órganos, los pequeños son particularmente atacables a los contaminantes ambientales.

Prohibido desde la década de 1970

Aunque los COP fueron prohibidos en la mayor parte de los países desarrollados en las décadas de 1970 y 1980, “la contaminación ambiental logró que se acumularan en el cuerpo humano (en especial en el tejido adiposo), con lo que la mayoría de los habitantes de la tierra están en nuestros cuerpos”, ha dicho Mariana Fernández.

Con la excepción de esos que están expuestos ocupacionalmente, la mayor parte de las exposiciones a COP son por medio de alimentos, en especial alimentos de procedencia animal, pero también se encuentran en el agua, el aire y el suelo.

“La exposición a contaminantes ambientales en las primeras etapas de la vida puede tener efectos negativos a lo largo del parto, como:

Bibliografía:

9000 Exposición prenatal a PCB-153, p, p′-DDE y resultados de nacimiento para madres e infantes: relación exposición-efecto y modificadores del efecto

Maribel Viviendas, Mark Nieuwenhuijsen, David Martínez, FerranBallester, Xavier Basagaña, MikelBasterreche, Leda Chatzi, Cécile Chevrier, Merete Eggesbø, Mariana FFF Sonnenberg, HannuKiviranta, ManolisKogevinas, LubicaPalkaria Torres, Peterties. Ley de Sharia

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page