Patologías autoinmunes

Patologías autoinmunes

Las patologías autoinmunes, son una familia que comprende más de 100 patologías, que se desarrollan cuando defectos subyacentes en el sistema inmune conducen a que el propio organismo ataque sus órganos, tejidos y células.

De acuerdo con el Autoimmune Diseases Coordinating Committee del Instituto Nacional de los Estados Unidos, se estima que una prevalencia de un 8% de la población padece de patologías autoinmunes.

No se conocen las causas. Estas enfermedades tienden a ser hereditarias. Las mujeres, particularmente las afroamericanas, las hispanoamericanas tienen un mayor riesgo.

Pueden lesionar cualquier órgano o sistema, son normalmente multiorgánicas y tienden a asociarse, por lo que su tratamiento, diagnóstico tiende a ser un reto para los médicos que las tratan, las cuales pueden presentarse a cualquier edad. 

El tratamiento depende de la patología pero en la mayoría de los casos, lo importante es reducir la inflamación. A veces, el doctor puede recetar corticoides (esteroides) u otro tipo de medicamento que reduzca la respuesta de su sistema inmunitario.

Algunas patologías autoinmunes:

Abortos de repetición

El aborto de repetición, se define como la pérdida de tres o más gestaciones consecutivas antes de la semana 20 de gestación. Sin embargo, no existe consenso y algunos aceptan que las pérdidas pueden no ser consecutivas. Pues el hecho de haber tenido algún recién nacido vivo ante o entre los abortos no parece disminuir la probabilidad de volver a abortar.

Tampoco existe consenso en cuanto al número de abortos que justifica el inicio de un estudio. Lo razonable es individualizar cada caso y considerar la edad de la mujer, las circunstancias que rodean las pérdidas gestacionales tempranas, los antecedentes personales y familiares y la ansiedad de la pareja. Lo ideal es iniciar el estudio tras dos abortos, pues la probabilidad de volver a abortar es similar tras tres abortos. 

La prevalencia de aborto en la población general es del 10-15%, una cifra que disminuye al 1-5%
respecto a dos o más abortos consecutivos, y a menos del 0,5% para tres o más abortos. La causa más frecuente es la muerte fetal por anomalías congénitas del feto, frecuentemente genéticas. En otros casos se debe a anormalidades del tracto reproductivo, o a enfermedades sistémicas o infecciosas de la madre.

Artritis reumatoide

Es una de las patologías autoinmunes inflamatoria sistémica, crónica y de distribución universal. Cuya prevalencia a nivel mundial se estima en torno al 0,3-1,2% de la población y su incidencia varía entre 6-10 casos/año/100.000 habitantes. En España según el estudio EPISER la prevalencia global es del 0,5% de la población adulta, siendo la cifra algo inferior en medio rural que en el urbano.

El estudio SERAP mostró una incidencia anual de 8,3 casos nuevos por cada 100.000 habitantes. Aunque puede aparecer a cualquier edad, existe un pico de incidencia entre la cuarta y la quinta décadas de la vida, siendo la probabilidad de padecerla de las mujeres 2,5 veces superior a los varones. 

Las principales causas de artritis incluyen infecciones (locales o sistémicas), cristales (gota,
condrocalcinosis), reumatológicas inflamatorias (espondiloartropatías) o no inflamatorias
digestivas (enfermedad inflamatoria intestinal), enfermedades sistémicas (endocrinas,
de depósito) y más raramente neoplásicas.

Aunque la artritis reumatoide se manifiesta principalmente en la sinovial de las articulaciones diartrodiales. Otros órganos pueden verse afectados, especialmente en pacientes con enfermedad articular severa.

Sinusitis crónica una patología autoinmune

La sinusitis es la inflamación aguda o crónica de los senos paranasales, especialmente de la mucosa, si bien con frecuencia pueden verse afectados los tejidos vecinos como las fosas nasales, ojos y oído medio. Cuando la sinusitis sigue reapareciendo o continúa por un período prolongado, se considera crónica. Los síntomas son muy variados y aunque no suelen ser graves, producen molestias que disminuyen considerablemente la calidad de vida de los pacientes.

Mialgia

Los dolores musculares difusos son síntomas muy frecuentes e inespecíficos que pertenecen a las patologías autoinmunes. Pueden estar en relación con enfermedades sistémicas ser secundarias a fármacos (estatinas). Pueden asociarse a enfermedades primarias del músculo como miopatías metabólicas e inflamatorias.

La historia clínica (forma de inicio, evolución, desencadenantes, síntomas asociados, toma de fármacos, antecedentes médicos) y el perfil de alteración de CK, si existe, son los elementos clave que permitirán dirigir el diagnóstico diferencial.

Otras determinaciones que no deben faltar son analíticas generales que incluyen iones, vitamina D y la función tiroidea. Estudios de autoanticuerpos o velocidad de sedimentación globular/proteína C reactiva se solicitarán en función de la sospecha. En caso de presentar debilidad muscular puede ser necesario realizar una biopsia muscular.

Migrañas otra patología autoinmune

La migraña es el trastorno neurológico más frecuentemente consultado en atención primaria. La edad de inicio se sitúa entre los 15 y 30 años, afectando a edades productivas entre los 22 y 55 años, observándose de manera excepcional durante la senectud.

La prevalencia de la migraña episódica en España se sitúa en torno al 12 %, el 17 % en mujeres y el 7 % en hombres de edad adulta, no observándose estas diferencias en edades pediátricas. Los antecedentes familiares suelen estar presentes en el 50 % de los pacientes.

La frecuencia de crisis es muy variable entre pacientes, aunque un 20-30 % refiere más de 4 crisis al mes. Actualmente, la migraña se considera el trastorno neurológico más costoso de la Unión Europea.

En general, se trata de un grupo de medidas encaminadas a evitar los factores desencadenantes conocidos: factores psicológicos (estrés, ansiedad y depresión), hormonales (menstruación, ovulación, anovulatorios), alimentarios (chocolate, quesos, alimentos ricos en nitritos o glutamato, alcohol, conservas, etc.), factores ambientales, alteraciones del sueño, fármacos, etc. 

Nos pueden ayudar: medidas físicas (realización de ejercicio moderado diariamente, la acupuntura), terapia psicológica, aprendizaje de técnicas de relajación (yoga, meditación), técnicas para la reducción de estrés, técnicas de biofeedback, homeopatía y reflexología (7).

Las crisis de migraña deben tratarse siempre y de forma rápida, haciéndose un tratamiento estratificado desde el inicio, eligiendo el fármaco que menos contraindicaciones tenga, según las características, comorbilidad del paciente, y la gravedad de la crisis.

En conclusión, no se sabe a ciencia cierta cómo se desarrollan estas patologías, es muy probable que dentro de unos años se tengan respuestas con más certeza. Hoy no se reconoce con certeza el origen de ellas, en su mayoría afectan a un rango de la población muy bajo.

Lee un poco más de patologías autoinmunes en:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28786260/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31133364/

Deja un comentario