El infarto miocárdico.

El infarto miocárdico.

El infarto miocárdico es la consecuencia más grave de la insuficiencia coronaria. Es la causa principal de muerte en Estados Unidos, Europa, Australia y Nueva Zelandia. Aunque, cada estadística por organización arroja un resultado distinto. Resulta importante fijarse en la epidemiología de la patología. 

Un aspecto particularmente perturbador de esta enfermedad, es la frecuencia con que ataca bruscamente varones jóvenes, entre 35 y 55 años de edad, sin previa advertencia. Casi siempre depende de aterosclerosis coronaria. Aunque en algunos casos resulta de las demás causas de insuficiencia coronaria. 

Frecuencia del infarto miocárdico. 

La frecuencia de infarto miocárdico ha aumentado en todo el mundo. Particularmente en Estados Unidos de norteamérica. En realidad, la mayor frecuencia de este tipo de cardiopatía coronaria, explica, en gran medida el notable aumento de muertes por cardiopatías. En la actualidad, el infarto miocárdico explica de 15 a 20 por 100 de las muertes en sujetos de raza blanca en Estados Unidos. 

Esta cifra puede atribuirse, en parte, al aumento de la longevidad. También manifiesta una frecuencia que no tiene que ver con la edad. Aunque en algunas literaturas se propone que es indiferente si se es mujer u hombre. Por distintas estadísticas, los hombres tienden a tener más probabilidad de sufrir un infarto miocárdico.  

Factores de riesgo del infarto miocárdico. 

  • Hipertensión. 
  • Obesidad.
  • Hipercolesterolemia.
  • Tabaquismo. 
  • Antecedente familiar de infarto miocárdico aumenta la probabilidad de sufrir la enfermedad.

Así al hablar de la aterosclerosis coronaria, contribuyen de manera análoga a la frecuencia del infarto miocárdico. Además muchos autores afirman que la tensión de la vida urbana actual predispone a la enfermedad, pero la hipótesis es discutible.

También, algunos autores proponen que realmente el antecedente familiar no predispone a una enfermedad cardiovascular, pero esta afirmación es discutible debido a que el factor hereditario es importante tenerlo en cuenta. 

Distribución geográfica. 

Hay muchos aspectos desorientadores con respecto a la distribución geográfica; entre ellos se cuenta el hecho de que, si bien el infarto miocárdico casi siempre resulta de aterosclerosis coronaria. Estas complicaciones ateroscleróticas son bastantes más frecuentes en Estados Unidos que en Japón.

Sin embargo, los accidentes cerebrovasculares que suelen ser causados por aterosclerosis de los vasos cerebrales, alcanzan frecuencia igual en Japón y en Estados Unidos. 

Patogenia del infarto miocárdico. 

Según Stanley L. y Robbins, cuando hay oclusión completa de una de las arterias principales, o de más, o de sus ramas primarias, casi siempre hay infarto miocárdico. Sin embargo, puede ocurrir infarto miocárdico sin oclusión completa de un vaso coronario. 

El estrechamiento aterosclerótico grave, sumando a crisis de hipotensión, en ocasiones desencadenada la necrosis isquémica. Son causas poco frecuentes de infarto miocárdico estas: Embolia de una arteria coronaria, estrechamiento sifilítico de los orificios coronarios y otras variantes de enfermedad vascular. 

Aunque la participación ateromatosa de las coronarias es el terreno en el cual suele sobre añadirse la oclusión, el factor final que produce obstrucción completa suele ser la trombosis. La trombosis o el abombamiento de una placa ateromatosa de cuando en cuando tornan completa de la obstrucción o desencadenan la trombosis.

Datos del infarto miocárdico. 

En el grupo de pacientes estudiados en el Hospital Boston City, 40 por 100 de las oclusiones, en números redondos, se presentaron en la coronaria derecha, 40 por 100 en la interventricular anterior y las demás en las arterias interventricular anterior y las demás en la arteria auriculoventricular izquierda o circunfleja. La mayor parte de las oclusiones ocurrieron en los 6 cm iniciales de estos troncos principales. 

Curso clínico. 

El infarto miocárdico casi siempre se caracteriza por:

  • Dolor súbito opresivo y terebrante que puede comenzar en cualquier sitio de la cara anterior del tórax. 
  • El dolor suele ser retrosternal y a menudo referido a hombro, brazo o maxilar inferior izquierdo. 
  • En casos poco frecuentes el infarto es silencioso, o el paciente considera que se trata de indigestión. 
  • Por lo regular el dolor se acompaña de ansiedad, desvanecimiento, sudoración, vahídos, náuseas y vómitos. 
  • La presión arterial suele disminuir, en ocasiones a cifras de choque. 
  • En infartos extensos puede sobre añadirse disnea y cianosis a causa de insuficiencia cardiaca aguda. 

La exploración física en ocasiones brinda muy pocos datos. La frecuencia cardiaca suele estar algo aumentada, pero puede haber bradicardia; a menudo aparecen arritmias, de índole de extrasístoles, latidos omitidos y fibrilación auricular.

En ocasiones la auscultación de los pulmones descubre los estertores húmedos de la congestión y el edema pulmonares. El frote pericárdico solo se presenta en el segundo o tercer dia. 

Diagnóstico del infarto miocárdico. 

Electrocardiograma: Las alteraciones electrocardiográficas son mucho más importantes que los datos de exploración física para la valoración clínica del infarto agudo; consisten principalmente en aparición de ondas Q anormales, elevación del segmento S-T e inversión de las ondas T. 

Estudios de laboratorio: Demuestran aumento de la velocidad de sedimentación de los eritrocitos, leucocitosis y aumento de la concentración de proteína C-reactiva. La concentración de transaminasa glutamica oxalacetica y lacticodeshidrogenasa en el suero tiene algún valor como índice de la extensión del infarto, pues el aumento está en razón directa. 

Claro está, el pronóstico depende de la extensión de la lesión, edad del paciente y suficiencia de la de la reserva miocárdica. De los pacientes de infarto agudo, 15 a 25 por 100 mueren en término de seis semanas, la mayoría en término de las primeras 48 horas. A causa de los ataques que tal patología genera al corazón. 

Prevención del infarto miocárdico. 

Prevención del infarto miocárdico. 

  • Los médicos tienen responsabilidad en esto. Deben hacerles los respectivos llamados de atención a sus pacientes sobre su estado de salud. 
  • Como pacientes es necesario un cambio en el estilo de vida, donde se integren alimentos saludables y ejercicio. 
  • Evitar fumar disminuye en gran medida sufrir de un infarto miocárdico.
  • Realizarse controles anuales con su médico de confianza.
  • En caso de ser hipertenso o diabético consumir sus fármacos tal y como lo muestran las indicaciones.
  • No está del todo confirmado pero es importante controlar las emociones fuertes, puede ayudarle el descanso oportuno y la meditación.
  • Buscar ambientes de recreación despeja la mente y hace que tu ritmo cardiaco encuentre sintonía con sus valores normales.
  • No medicarse si llegase a sentir algún síntoma, tenga presente que las ambulancias están disponibles las 24h.

Puedes encontrar más información por aquí: 

https://www.who.int/topics/cardiovascular_diseases/es/

Deja un comentario