Patologías en el sistema endocrino

Patologías en el sistema endocrino

Patologías en el sistema endocrino, estas se encargan de afectar los siguientes órganos, el hipotálamo, la hipófisis, la glándula tiroides, paratiroides, suprarrenales, pineal, los ovarios, los testículos. Los cuales se encargan de enviar mensajes químicos a todo el cuerpo, si alguno de estos órganos funcionan mal, surgen las diferentes patologías en el sistema endocrino.

Desde el punto de vista de la fisiología del sistema endocrino, el descubrimiento de William M. Bayliss y Ernest H. Starling (1902) de la secretina originó un concepto nuevo y un término novedoso: hormona, mensajero químico que estimula a distancia. En años siguientes ocurre un importante desarrollo de la medicina experimental: la búsqueda y caracterización de hormonas. 

Para la OMS la salud humana depende del buen funcionamiento del sistema endocrino, que regula la liberación de hormonas esenciales para funciones tales como el metabolismo, el crecimiento y desarrollo, el sueño o el estado de ánimo, si esto no funciona bien, surgen patologías del sistema endocrino.

¿Qué hace el sistema endocrino?

  • Se encarga de regular los procesos metabólicos del cuerpo como la digestión, la eliminación de desechos tóxicos del cuerpo, la respiración, la circulación sanguínea, y de mantener estable en todas las distintas situaciones la temperatura corporal.
  • Ayuda a la reproducción, debido que allí se encuentran los espermatozoides que están el los testiculos, que luego llegan a los ovarios a través de las trompas de falopio donde se fecundan esos mismos espermatozoides. 
  • Produce testosterona y estrógeno hormonas necesarias para la estimulación sexual, formación sexual de las mujeres y los hombres. 
  • También colabora con el crecimiento completo de la personas. 
  • Este sistema por ser productor de hormonas, influye directamente con las modificaciones del estado de ánimo de las personas. 

Por eso si se tienen los niveles hormonales demasiado bajos o altos, es posible que la persona presente patologías en el sistema endocrino, a causa de posibles causas como, el estrés, infecciones, desequilibrios electrolíticos.

El tratamiento consiste básicamente en controlar los niveles hormonales de la persona, ya sea porque tiene demasiada producción de hormonas, o porque tiene muy poca producción, para este caso lo recomendable es tomar suplementos hormonales. 

Por aquí te dejamos algunas patologías del sistema endocrino: 

Enfermedad de Addison. 

La enfermedad de Addison ocurre cuando las glándulas suprarrenales no producen suficiente cortisol. Suele ser a consecuencia de un problema con el sistema inmunológico, que ataca equivocadamente sus propios tejidos y daña las glándulas suprarrenales. 

Los síntomas incluyen:  

  • Pérdida de peso. 
  • Debilidad muscular. 
  • Fatiga que empeora con el tiempo.  
  • Baja presión arterial.  
  • Piel oscura o manchada.

Existen pruebas de laboratorio que pueden confirmar si padece de la enfermedad de Addison. Si no se trata, puede ser mortal. Necesitará tomar pastillas de hormonas por el resto de su vida. 

Síndrome de Cushing.

Las personas con el síndrome de Cushing tienen demasiada corticotropina que estimula la producción y liberación de cortisol, una hormona del estrés. El exceso de corticotropina significa demasiado cortisol. El cortisol normalmente es liberado en situaciones estresantes. Esta hormona controla el uso por parte del cuerpo de carbohidratos, grasas, proteínas y también ayuda a reducir la respuesta del sistema inmunitario a la inflamación. 

El síndrome de Cushing es provocado por un tumor o crecimiento excesivo (hiperplasia) de la hipófisis. 

Sus síntomas son:  

  • Abdomen que sobresale, al igual que brazos y piernas delgados (obesidad central).
  • Acné u otras infecciones cutáneas.
  • Acumulación de grasa en la parte posterior del cuello (joroba de búfalo).  
  • Depresión. 
  • Diabetes  
  • Tendencia a la formación de hematomas.
  • Crecimiento de vello facial excesivo en las mujeres.
  • Dolor de cabeza.  
  • Impotencia.  
  • Incremento en la micción.  
  • Cara de luna llena (redonda, roja y llena).
  • Osteoporosis.  
  • Marcas de estiramiento de color púrpura en la piel del abdomen, los muslos y las mamas.
  • Cesación de la menstruación.  
  • Debilidad.  
  • Aumento de peso. 

De ser posible, el tratamiento implica la extirpación quirúrgica del tumor hipofisario. Después de la cirugía, la hipófisis puede comenzar lentamente a funcionar de nuevo y retornar a la normalidad.

Afecciones en la tiroides. 

Si padece de una enfermedad tiroidea, su cuerpo consume la energía más lenta o más rápidamente de lo debido. Una glándula tiroides que no sea lo suficientemente activa, hipotiroidismo, es mucho más común. Cuando la tiroides es demasiado activa, produce más hormona tiroidea que aquella que el cuerpo necesita. 

Ese cuadro se llama hipertiroidismo. El hipotiroidismo refleja una glándula tiroides hipoactiva. Significa que la glándula tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea para mantener el cuerpo funcionando de manera normal. Las personas hipotiroideas tienen muy poca hormona tiroidea en la sangre. 

Las causas frecuentes son: enfermedad autoinmune, la eliminación quirúrgica de la tiroides y el tratamiento radiactivo. Cuando los niveles de hormona tiroidea están bajos, las células del cuerpo no pueden recibir suficiente hormona tiroidea y los procesos corporales comienzan a funcionar con lentitud. 

A medida que el cuerpo se comienza a funcionar con lentitud, se siente más frío y se fatiga más fácilmente, la piel se reseca, tiene tendencia a olvidarse de las cosas y a encontrarse deprimido y también comienza a notar estreñimiento. No existe una cura para el hipotiroidismo y la mayoría de las personas lo sufren de por vida. 

El hipertiroidismo es una patología causada por el aumento mantenido de la síntesis y liberación a la circulación sanguínea de tiroxina (T4) libre o de triyodotironina (T3) libre, o ambas, y por consiguiente de sus concentraciones plasmáticas. 

Posibles síntomas de hipertiroidismo:  

  • Pérdida súbita de peso.  
  • Fatiga y debilidad muscular.  
  • Nerviosismo.  
  • Aumento de la sudoración.  
  • Latidos del corazón acelerados.  
  • Temblores.  
  • Ojos agrandados, hinchados y enrojecidos.

Trastornos del crecimiento. 

La hipófisis produce la hormona del crecimiento, que estimula el crecimiento del hueso y otros tejidos. Los niños que tienen una deficiencia de esta hormona pueden tener muy baja estatura. El tratamiento con la hormona del crecimiento puede estimular el crecimiento. Las personas también pueden tener un exceso de esta hormona. 

Por lo general, la causa es un tumor en la glándula pituitaria, que no es un cáncer. El exceso de la hormona de crecimiento puede causar gigantismo en los niños, en cuyo caso los huesos y el cuerpo crecen demasiado. En los adultos, puede causar acromegalia, que hace que las manos, los pies y la cara sean más grandes que lo normal. Los tratamientos posibles incluyen cirugía para extirpar el tumor, medicinas y radioterapia.

Para más información puedes buscar en: 

http://acsa.gencat.cat/es/detall/article/Disruptor-endocrino

https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2013/hormone_disrupting_20130219/es/

http://www.svemonline.org/wp-content/uploads/2017/02/primer_capitulo.pdf

Deja un comentario